jueves, 23 de agosto de 2007

San Telmo- Caballito



50 minutos
7 pisos sin respirar
la piel corrida hasta gritar
los poros
10 gramos de neblina
y toda la aceleración
concentrada en la bronca
que me da que el colectivero
pueda fumar y yo no
una puntada en el brazo
izquierdo, pronóstico reservado:
Embotellamiento en el Cid Capeador
pero... ¡la puta madre!
(pienso en voz alta)
Emito sonidos como de bebé
atragantado con un pico dulce
me saco la cabeza de entre las manos
y miro con cara de asesina serial
a la señora que habla del clima
con un extraño que le babea el hombro.
Me decido y grito: ¡¿Alguien tiene un celular?!
El colectivo entero
se da vuelta en todas direcciones
Nadie respira, ni se mueve
de un salto le arranco de la boca
el celular de juguete al preescolar molesto
del primer asiento.
- Mi amor, voy a llegar un ratito más tarde.

1 comentario:

Amelie Poussière dijo...

Me encanta lo que escribís.